Tipos de miel

Hablaremos de los diferentes tipos de miel, pero primero, veamos qué definición de esta nos da la RAE.

Miel:

Sustancia viscosa, amarillenta y muy dulce, que producen las abejas transformando en su estómago el néctar de las flores, y devolviéndolo por la boca para llenar con él los panales y que sirva de alimento a las crías.

– A mí personalmente lo de “sustancia viscosa”… no me gusta mucho, pero así la definen.

Para conocer algo más la miel hablaremos de su composición, ya que en función de ella puede ser de una variedad o de otra.

– Saber de qué variedad es, es algo que los apicultores y apicultoras saben, más o menos, por la flora que rodea el colmenar, pero para saberlo de una forma más exacta, es necesario hacerle un análisis polínico que determine el porcentaje de cada especie floral que hay en ella.

Esto nos permite como profesionales, además de conocer mejor nuestros productos, poder etiquetarla indicando su variedad. 

– No solo el lugar donde se encuentre el colmenar determina esta circunstancia.

El momento en que se cata la miel también es muy relevante, ya que si se quiere conseguir diferentes tipos de miel, como mieles multiflorales, monoflorales o con un alto porcentaje de una planta en concreto, se ha de catar por floraciones.

– De ahí, la importancia de la época de cata.

Aunque no se puede definir de forma exacta, puesto que el momento en que la naturaleza está en su pleno esplendor depende directamente del clima y en este contexto de cambio climático en el que nos encontramos, es más complicado aún acertar con la época de floración, hacerlo a principios de verano o a finales, marca la diferencia.

Los distintos tipos de floraciones que tienen lugar a lo largo de la temporada dan origen a los diferentes tipos de miel.

 

En este punto, encontramos términos que merece la pena aclarar.

La sustancia que surge de lo que las abejas obtienen recogiendo polen de las flores es MIEL y lo que obtienen de las secreciones de las plantas y árboles, es MIELATO, teniendo este último mayor composición en fructosa, mientras que la miel tiene un mayor contenido en glucosa.

 

¿Y tú? ¿Tienes una miel favorita? 

 

En el próximo artículo del blog hablaremos del Mielato… de Roble.

¿Lo has probado? 

¡No le pierdas la pista!

 

#tantostiposdemielcomodeflora